Limpieza de conductos y campanas industriales

Quitar las sustancias combustibles de aceite es imprescindible para evitar incendios y daños por contaminación.

Dependiendo de la instalación y su uso, y sobre todo de las sustancias combustibles en su interior, estas intervenciones se deberían realizar una o dos veces al año.
La limpieza se puede realizar en uno o dos días dependiendo de la dificultad, y se puede realizar en cualquier época del año.

Utilizamos equipo neumáticos con cepillos, aspiradores HEPA para polvo y líquidos, tapas de registro y máquinas rociadoras de equipos espumosos.

Para realizar esta limpieza es necesario parar la instalación, aunque si se trabaja por zonas o la instalación está en una zona donde no hay actividad humana esto se podría evitar. En cualquier caso, no debe haber nadie en la zona de ejecución debido a los productos químicos que utilizamos la necesidad de utilización de equipos de protección.